Invitación

Si te interesa la Cultura, la Economía, deseas particpar en proyectos sociales, en temas de seguridad y justicia, en temas internacionales, en proyectos para reformar al Estado Mexicano y la estructura de Gobierno, si quieres aportar lo más mínimo en la consolidcación de una verdadera democracia en México, contactanos a gentedemexico@hotmail.com


miércoles, 24 de febrero de 2010

Formalizada coalición opositora en Oaxaca, Gabino Cué el candidato

Los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia formalizaron hoy la alianza Unidos por la Paz y el Progreso y presentaron a Gabino Cué Monteagudo como su candidato al gobierno de Oaxaca para los comicios del 4 de julio.

Cué estuvo acompañado por los presidentes nacionales del PRD, Jesús Ortega Martínez; del PAN, César Nava Vázquez, y de Convergencia, Luis Walton Aburto. En representación del PT acudió Mariano Santana, quien aspiraba a la postulación.

El acto se realizó en un atestado salón de hotel, donde estuvieron, codo a codo, el gobernador panista de Guanajuato Juan Manuel Oliva Ramírez; el priísta José Rosas Aispuro, quien se hizo candidato de la alianza opositora en Durango porque su partido no lo quiso postular, y Manuel Camacho Solís, coordinador de Diálogo por la Reconstrucción de México (Dia), que integran PRD, PT y Convergencia.

Oliva Ramírez, señalado como miembro del grupo de ultraderecha El Yunque, afirmó que al voltear a la derecha percibe "una enorme pobreza", y si lo hace a la izquierda, "la más cruel esclavitud, la de la ignorancia por falta de educación. Por eso estoy aquí, con mi amigo Gabino Cué (senador de Convergencia). Estamos dispuestos a pagar el precio por retomar el camino de la libertad", a luchar "por el buen gobierno para tu familia".

Camacho Solís consideró que quien señale la relación de la izquierda con El Yunque "juega en favor de Ulises Ruiz. ¿Qué queremos? ¿Democracia o perpetuar este régimen?", preguntó.

Nava Vázquez dijo que los cuatro partidos "hemos dejado atrás nuestras diferencias, podemos voltear a vernos los unos a los otros, y precisamente porque tenemos ideas y convicciones nos hemos unido, porque hay un interés superior: Oaxaca", dijo el panista.

Aseguró estar en una "fiesta que huele a triunfo" y que la coalición se construyó en este estado, "no en un cómodo café de la ciudad de México".

Ortega Martínez lo secundó: la alianza es un mensaje para quienes la critican desde la ciudad de México, "que no tienen toda la información, y para algunos que escriben de mala fe", dijo.

Luego vaticinó que Oaxaca será "la batalla por terminar con un cacicazgo que mantiene en el oprobio al pueblo, por acabar con un gobierno (el del priísta Ulises Ruiz) que ha convertido el servicio público en una sociedad anónima que reprime a la gente, que confronta a los ciudadanos y que ha sido sentenciada" por la Suprema Corte "por violar derechos constitucionales.

"Ladran, señal de que avanzamos", dijo el perredista al comentar las declaraciones del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, quien lo acusó de no tener calidad moral para criticar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues se valió "de funcionarios de primer nivel del gobierno de la República para obtener la presidencia del sol azteca".

La víspera, Ulises Ruiz afirmó: "A Jesús Ortega le debería dar vergüenza hablar de autoridad moral sin tenerla", pues incluso recurrió a la colaboración de gobiernos estatales.

Ortega Martínez negó las acusaciones y las atribuyó a que el gobernador ha visto "el peligro" de que la coalición pueda arrebatarle la gubernatura al PRI: "No íbamos a recibir rosas, sino mentiras y agravios", agregó.

Esta noche Ulises Ruiz volvió a la carga: "Jesús Ortega es veneno puro. Está cumpliendo bien su encomienda de destruir lo que queda del PRD", afirmó.

Agregó que Ortega está pagando "el apoyo que se le dio: muerde la mano amiga, la de todos los que lo ayudamos", dijo al participar en el informe de labores que ofreció Eviel Pérez Magaña por los seis meses en que ha sido diputado federal, cargo que dejaría cuando sea ungido candidato del PRI a la gubernatura.

Ruiz Ortiz desestimó la coalición Unidos por la Paz y el Progreso, pues "se ve que están muy nerviosos. Tienen que traer a gobernadores de otros estados, pero son los oaxaqueños los que tienen que decidir". Afirmó que el PRI derrotó en las pasadas elecciones a los mismos partidos y a los mismos candidatos.

La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada